octubre 3, 2022 2:39 pm

David Osío Montiel: El “jeque” de los criminales de cuello blanco

David Osío es un insigne ejemplo del mal… La mente que tiene es la de un criminal para corromper y no tiene límites a la hora de cometer las acciones ilícitas.

David Osío, alias “El Panda”, es un hijo de papá que habiendo tenido todo para poder progresar honradamente, decidió convertirse en un criminal de cuello blanco, desangrando al pueblo de Venezuela que vive la peor crisis en toda su historia a manos del régimen de Nicolás Maduro y su banda de delincuentes.

Han sido muchos los dineros saqueados de Venezuela, donde han estado delincuentes de múltiples categorías, cuyas artimañas les han permitido enriquecerse a costilla del hambre y miseria que actualmente viven los venezolanos.

David Osío es un insigne ejemplo de la corrupción de la Quinta República. No es una persona de profundidad intelectual, ni un exitoso profesional… La mente que tiene es la de corromper y no tener límites a la hora de cometer pecados criminales.

David Osío Montiel es uno de los peores boliburgueses que han estafado al erario nacional, por eso y sin lugar a dudas, es llamado “El Banquero de PDVSA”.

Foto: David Osío Montiel es todo un criminal de cuello blanco

En numerosas operaciones corruptas ha actuado en compañía de reconocidos delincuentes, funcionarios, exfuncionarios y demás personeros del gobierno chavista. En todos ellos ha salido con una buena tajada de ganancias que lo mantienen entre los más adinerados corruptos del continente, con el calificativo internacional del “Jeque criminal de la delincuencia organizada”.

Es peor que Juanito alimaña

Una de las principales estructuras corruptas del régimen chavista ha sido la de David J. Osío y su grupo Davos, integrada a los bancos como UBS y Deutsche Bank, usando como intermediarios a delincuente como: Danilo Díaz Granados, Norka Luque, Moris Beracha y Armando (Coco) Capriles, con sus contactos, sus relaciones, sus barcos y aviones privados y su sociedad de corruptos han logrado conectarse a grandes negocios con la Banca Suiza y con personajes de primera fila, especialmente en el mundo de los ilícitos.

 

 

Foto: Red de corruptos, complinches de David Osío que han funcionado juntos en muchas ocasiones..

 

Su más reciente acción corrupta en Venezuela

David Osío Montiel y Norka Luque, se encuentran involucrados en una larga lista de negocios y corruptelas, como testaferros de una red de chavistas del alto régimen del gobierno de Nicolás Maduro y muy especialmente al entorno que hacen negocios ilícitos con la almirante Carmen Meléndez, gobernadora del estado Lara, en Venezuela.

Con esta almirante venezolana negocian de todo, utilizando además a la empresa Distribuidora Officetch 3652, para realizar negociaciones con el Mercal y los Ministerios de la Defensa y de Infraestructura del gobierno chavista, quienes le compraban a la distribuidora productos que van desde computadoras a sacapuntas, estos datos se encontraban en el Registro Nacional de Contrataciones, antes de que censuraran su contenido.  

La más reciente investigación, arroja que las empresas de David Osío y Norka Luque están reseñadas como dos inmobiliarias que cuentan con sede en París, ubicadas en la misma dirección: SCI Davnork y Carraven París, Sociedades Civiles Inmobiliarias que se encuentran en la 8 rue Lincoln 75008 París y se especializan “en la ubicación de terrenos y bienes inmobiliarios”, con las cuales realizan sus operaciones de corrupción en el mundo de los negocios sucios.

 

Foto: Con su compinche Norka se ha robado todo el dinero que ha podido sacar de Venezuela.

Grupo Davos: Su gran fachada

Osío inició su carrera en el Banco Latino, apadrinado por Pedro Tinoco, comenzando muy discretamente con una oficina de banca privada.

Como consecuencia de la crisis financiera de 1994, muda a buena parte de su clientela a UBS, y luego con la ayuda de antiguos socios y captando cuentas privadas, logran establecer a Davos Financial Group, que no era más que un tarantín de empresas off-shore con un banco en la desprestigiada isla de Antigua, hogar del Stanford International Bank y de muchas otras trampajaulas bancarias.

Osío bautizó a su empresa con las primeras tres letras de su nombre y las primeras dos de su apellido (Davos: David Osío), que coincide con el nombre de la homónima ciudad de Suiza, célebre por sus cumbres económicas.

Osío y Davos International Bank estuvieron en el centro de las operaciones con los bonos de la deuda junto con Franklin Durán y Tobías Nóbrega, comprando bonos a 700 Bs/$ (cambio de la época) y vendiéndolos a 3,300 Bs/$, con ganancias del 550%.

Así crearon una pandilla bastante bien conformada, donde no tienen cabida personas decentes y donde Osio siempre se encuentra detrás de los negocios sucios, buscando el capital necesario para estas y otras operaciones, olfateando negocios fraudulentos y que signifiquen un buen beneficio.

Se afirma que David Osío y sus compinches pasarán al museo de la corrupción en Venezuela y sin lugar a dudas a la historia del país como uno de los principales protagonista del asalto inescrupuloso y sin límites que al erario público consumó impunemente en Venezuela secuestrada por delincuentes del régimen chavista.

 

 

Foto: Iván Durán, Omar Farías, Luis Alfonso Oberto e Ignacio Oberto…Si algún día alguien deseara hacer una película sobre los más corruptos deberá hacerla sobre los Illaramendi, Beracha, Benchimol, Osío, Díaz Granados, Sarría…

Todo un historial delictivo

David Osío, vive actualmente en Miami, de donde realiza la mayoría de sus operaciones ilícitas hacia el resto del mundo. Sus compinches le dicen, “Panda”. Es dueño del grupo Davos Financial Group.

Algunas actuaciones delictivas:

•          En Abril del año 2000 David Osío, conjuntamente con Nina Korschunov de Delfino, Juan José Pérez Delboy y Antonio Melone Cesarini, fue acusado por apropiación indebida de los bienes del occiso Enrique Delfino Arriens, así como de forjamiento de documentos e uso de documento falsos.

•          En Abril del año 2009 el Office of Thrift Supervision (OTS) de los Estados Unidos, que depende del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América, determinó que David Osío, conjuntamente con Vaduz Financial Corp., Ricardo Montero, DataPro Inc. y Celestino Martínez adquirieron, fraudulentamente y sin el cumplimiento de las regulaciones aplicables, el control de Dollar Bancorp Inc. y su filial Dollar Savings Bank. El OTS declaró la nulidad de la operación de compra e impuso multas a Osío y sus cómplices.

•          En Febrero del 2012 Davos International Bank, propiedad de Osío, aparece nombrado en múltiples oportunidades en la demanda que el Síndico de los fondos de Pancho Illaramendi interpone en contra de Moris Beracha y Movilway.

La participación de Davos International Bank y David Osío en el fraude de Illaramendi se concreta en haber sido el receptáculo para el pago de las “comisiones” que Moris Beracha y sus empresas exigieron a Illaramendi como condición para canalizar por su intermedio millonarias transacciones que dejaron exiguas ganancias a Illaramendi, pero le dieron oxígeno para seguir pedaleando su centrífuga.

Otra relación de Osío es uno de los ex Directores de Finanzas de la petrolera, Juan Montes, (lo llaman “Black”), quién enfrenta un juicio en Estados Unidos por participar en un fraude por más de 500 millones de dólares a los jubilados de  PDVSA.

Crearon una gran mafia

La mafia compuesta por altos funcionarios chavistas, aliada con contratistas públicos en sectores como el energético, petrolero e infraestructura, y algunos banqueros sin escrúpulos que hacen posible muchos fraudes. No sólo con PDVSA, si no también con uno de los millonarios negocio ilíctos como fue el de de CADIVI.

 

Relaciones como la de Montes y Carruyo permiieron que Osío se convirtiera en uno de los banqueros favoritos del régimen a la hora de realizar colocaciones de fondos de PDVSA en el exterior. 

 

En otras palabras, los parásitos de la estatal petrolera, como Carruyo y Montes, necesitaban de un cómplice con experiencia bancaria dispuesto a hacer lo que sea y donde sea para esconder el dinero mal habido. Así crearon una gran mafia delictiva.

 

Sin compasión se robó el dinero de los jubilados de Pdvsa

 

Lo de David Osío no es invento o un refrito de algún otro sitio web. Osío ha sido mencionado como uno de los operadores financieros que ayudaron en el fraude a los jubilados de PDSVA por más de 500 millones de dólares en el  “caso llarramendi”. 

 

En una acción legal en Estados Unidos (un litigio comercial) mencionan a Davos, con Vaduz Financial Group (dos empresas de Osío), como tuberías financieras a través de los cuales se le pagaban millones en sobornos a Juan Montes.

 

La demanda (pulsen aquí para descargarla) dice que el 8 de diciembre de 2006, una de las empresa de Francisco Illarramendi transfirió a Montes, a través de Davos International Bank, la cantidad de US$ 126.000, y por medio de Vaduz Financial Corporation, US$ 2.241.548 correspondiente a “comisiones” por una operación dudosa ejecutada por Illarramendi y la otra joyita, Moris Beracha con los dineros de los Fondos de Pensiones de PDVSA administrados por Montes.

 

La demanda también establece que el 13 de noviembre de 2007, la misma empresa transfirió por medio de Davos International Bank a la cuenta de Montes, ex directivo de Pdvsa, unos US$ 2.500.000 como comisiones por otra transacción similar.

En otras palabras, por colocar el billete de PDVSA con ellos, a Montes le daban una tajada. Beracha, Osío, y Montes como que no se esperaban que Illaramendi iba a terminar desgraciado y enjuiciado en el imperio por haber desaparecido todos esos reales. En fin, los choros le roban a los otros choros y dejan un desastre en el camino.

Estos sobornos a Montes, identificados en la acción legal, superan los 5.000.000 de dólares. A veces me gusta dar una idea fehaciente de que significa esa suma. Cinco millones de dólares es el equivalente del salario mínimo de más de mil venezolanos trabajando un año completo.

En otras palabras, la mayoría de esas personas que ves en la cola del por puesto o en el metro, escoge a cualquiera de ellos, e imagínate que tendría que trabajar 1.200 años para acumular lo que Juan Montes, funcionario del gobierno revolucionario, disfruta de su “comisión”, por la cual jamás trabajó un día de su vida—solo le pasó un depósito a su pana de Osío.

Las denuncias contra Osío en los medios

En El Venezolano (un diario en Miami), aparecieron denuncias contra David Osío y su grupo de banqueros. Si bien esos reportajes misteriosamente desaparecieron de internet. Aquí uno de ellos:

El artículo titulado “Cómo se movió el dinero de los chavezburgueses” (pág. 3) publicado el 15 de Marzo de 2012. El artículo revela que los fondos de PDVSA depositados en el banco UBS en Suiza que llegaron por Osío con un contrato de Davos Asset Management habrían sido superiores a los 1.000 millones de dólares.

 

Cuánto de eso habrá ido a parar a cuentas de funcionarios de PDVSA como Juan Montes y Eudomario Carruyo, y quién sabe si hasta el propio Rafael Ramírez aparece como involucrado.

 

Pero lo que sí está claro es que Osío se mete un “fee” por hacer la transacción. El no lleva a cabo el robo, pero ayuda a los que roban y por ello le dan una buena tajada. Si Carruyo es el asaltante, Osío es el chofer del carro de escape.

Caimanes del mismo charco..

 

 

 

Fotos: David Osío junto al ex-congresista corrupto estadounidense David Rivera, quien es señalado de estafar más de $ 50 millones a PDVSA.

 

Es de recordar que en 2012, David Osío le compró al excongresista más corrupto del Congreso de los Estados Unidos, David Rivera la medalla del Mérito del Congreso, la cual exhibe sonriente por haber logrado estar en uno de los modus operandi de Rivera.

Ambos David ha sido investigado por autoridades federales y estatales por manejo de gastos de campaña y por un caso en el que dos asociados suyos se declararon culpables de un esquema de fortalecer con dinero a un candidato desconocido para debilitar a un oponente de David Rivera. El excongresista ha sido acusado y sostiene que es inocente.

 

ANDRES COLES: Una marioneta de Osío Montiel

 

Historia aparte merece Andrés Coles, empleado de Osío, miembro de la alta sociedad venezolana que encaja perfectamente en lo que en Infundio llamamos “la sociedad de cómplices”. Coles estudio en Babson University (entró con recomendación de un apóstol de CAP), y se mueve como pez en el agua en Nueva York. Coles maneja los asuntos de Davos en NY y es el asistente principal en toda transacción.

 

Andrés Coles, un servil del banquero corrupto de Pdvsa, David Osío.

Cuando se le pregunta a un conocido acerca de Coles, éste comenta en el locker del Country Club que “David se compró a Andrés”. Lo dijo sin miedo y en presencia de Belisario. El que Andrés Coles se preste a ser el mayordomo de los chavistas en la oficina de Davos en New York es algo que ha dejado perpleja hasta su propia familia—y no sólo a la familia consanguínea sino también sus lazos matrimoniales.

Maneja grandes negocios en Washington

 

David Osío es residente americano, al menos por escrito. Sin embargo existen dudas sobre su situación impositiva con el fisco de Estados Unidos. 

Si bien Osío dice manejar billones de dólares, los resultados financieros de sus empresas en Estados Unidos, y los impuestos que pagan, no parecen corresponder con estas cantidades. Como residente americano, Osío debería pagar impuestos por todos sus activos en cualquier parte del mundo.

 

Capaz y algún día, cuando la justicie retome su camino democrático en Venezuela, se le pueda meter el guando a este “jeque criminal” y se haga cumplir justicia, no sólo al confiscarle su enorme colección de Cruz Diez, comprado con el dinero saqueado de la nación venezolana, sino de que devuelva todos los bienes obtenidos a través de sus sucios negocios ligados al crimen organizado transnacional… La justicia tiene que encerrarlo. Ojalá sea pronto como le ha pasado a los grandes criminales corruptos del mundo que hoy están bajo rejas…

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp