diciembre 8, 2022 8:44 pm

EE.UU. y Suiza son los mayores cómplices en el lavado de dinero

Las cuentas de Tax Justice calculan que las personas más ricas del mundo tienen US$10 billones en el extranjero y que los ocultan a través de acuerdos secretos. Ellos son mayormente protegidos por los sistemas implementados en EE.UU y Suiza que protegen a muchos lavadores de dinero en el mundo. Sin embargo, EE.UU sanciona a muchos sin que se vean los resultados.

Los Ministros de Finanzas del G7 se reunieron en Alemania, en medio de la guerra en Ucrania y los intentos de Estados Unidos y sus aliados por imponer más sanciones a los activos rusos fuera de su país, sobre todo aquellos en poder de los oligarcas. Sin embargo, el compromiso de los países más poderosos del mundo debería ir más allá para encontrar el dinero que esconden las personas más acaudaladas, concluye un informe revelado hoy por el Tax Justice Network, un grupo fundado en 2003 por investigadores de elusión fiscal, competencia y paraísos fiscales.

El estudio elaboró un ranking en el que evaluó cuáles son las economías “más cómplices” a la hora de ocultar la riqueza de las personas, con métodos como los que utilizan los oligarcas rusos para esconder su dinero. Según el estudio, si bien los llamados servicios de secreto financiero han disminuido en el mundo, hay cinco países que han ralentizado el progreso. Panamá sobresale entre los latinoamericanos de este listado.

“Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Italia y Japón reducen esos avances mundiales a más de la mitad al incitar el secreto financiero en lugar de combatirlo. El G7 debe aclarar cuál es su posición en la lucha contra el secreto financiero comprometiéndose a un registro mundial de activos”, consideró Alex Cobham, director ejecutivo de Tax Justice Network.

Estados Unidos lidera el listado

El ranking es elaborado en base a una serie de criterios que dan como resultado un puntaje que determina: cuánto secreto financiero permiten las leyes de cada país, cuántos servicios financieros brindan a los residentes de otros países y la sumatoria de las dos anteriores para determinar un balance de cuánto secreto financiero proporciona cada economía.

En base a ese análisis, Estados Unidos, Suiza, Singapur, Hong Kong y Luxemburgo son las jurisdicciones que se ubican al tope del listado. En el caso de la economía más grande del mundo, su posición se explica, según Tax Justice, porque no cumplió con los estándares y prácticas internacionales sobre el intercambio de información con otros países y porque aumentó el volumen de servicios financieros que brinda a los no residentes.

El estudio calculó que EE.UU. aumentó su contribución al secreto financiero mundial en casi un tercio desde 2020. El puntaje de EE.UU. fue el más alto desde que se elabora el índice, al punto que es casi el doble que el de Suiza, que ocupa el segundo puesto.

“EE.UU. también debe apoyar un intercambio de información automático más recíproco entre países, llevar la luz del sol a las industrias de bienes raíces, inversión privada y facilitadores financieros de EE.UU. e impulsar la financiación de agencias clave”, dijo Ian Gary, director ejecutivo de la Coalición de Responsabilidad Financiera y Transparencia Corporativa.

En un estudio de 2021, Tax Justice dijo que EE.UU. es responsable de que el resto del mundo pierda US$20.000 millones de impuestos al año al permitir a los no residentes ocultar sus finanzas y evadir impuestos.

El informe especifica que ocupar un puesto más alto en el índice refleja que la “jurisdicción desempeña un papel más importante a nivel mundial para permitir el secreto bancario, la titularidad anónima de empresas fantasma, la titularidad anónima de bienes inmuebles u otras formas de secreto financiero que, a su vez, facilitan el blanqueo de dinero, la evasión fiscal y la elusión de sanciones”.

El rol de América Latina

En el caso de los países latinoamericanos, Panamá está en el top 20 de los países que ofrecen mayores secretos financieros. Mientras la puntuación total que obtuvo Estados Unidos fue de 1.951, Panamá llegó a 474, ubicándose por encima de jurisdicciones como Catar, Bahamas o Tailandia.

“Con el aumento de los precios de la energía y los alimentos, la guerra en Ucrania, la situación empeorará aún más. Los países en desarrollo deben tener más medios para financiar las políticas sociales. El informe nos recuerda cuánto impiden los paraísos fiscales la tributación del patrimonio y la generación de recursos en un momento crucial”, dijo José Antonio Ocampo, excodirector del Banco de la República de Colombia y presidente de la Comisión Independiente para la Reforma de la Tributación Internacional de Empresas.

Las posiciones del resto de países latinoamericanos son las siguientes: Guatemala (45); Puerto Rico (64) -con su estatus especial de Estado Libre Asociado de EE.UU.-; Venezuela (69); Uruguay (71); Chile (73); México (82); Brasil (83); República Dominicana (84); El Salvador (97); Costa Rica (105) y Perú (107).

Los cinco países que ocupan las mejores posiciones de la región en la evaluación, que mide en total a 141 jurisdicciones, son: Colombia (108); Bolivia (109); Argentina (111); Ecuador (116) y Paraguay (117).

Las cuentas de Tax Justice calculan que las personas más ricas del mundo tienen US$10 billones en el extranjero ocultos a través de acuerdos secretos, lo que equivale a 2,5 veces más que el valor de todos los billetes y monedas en dólares estadounidenses y euros en circulación en todo el mundo.

Por eso, la organización hizo un llamado a los países del G7, a quienes culpa de menoscabar la transparencia mundial, y pidió una convención fiscal de las Naciones Unidas para que la regulación deje de estar en “manos de unos pocos países ricos que, en repetidas ocasiones, han demostrado ser las mayores guaridas fiscales del mundo”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp